Aquí es donde mi fantasía empieza, y también en donde espero nunca termine.
-----forrada de relatoz me encuentro, y de todo tipo-----

2 nov. 2011

De dulces besitos siempre me infundabas

La vida a mi lado nunca fue fácil, pero siendo mi héroe, de los peores momentos me rescatabas.
Te llamaba mi eterno superman, pues tu dulzura hacia mi no tenia final.
 Eres algo inalcanzables, volabas a base de amor y te defendías sin implantar dolor.
 Era increíble tu paciencia eterna, siempre tan dulce como nada efímera.
 Me preguntaba en las mañanas como le había hecho yo, para ser tu protegida, tu hermosa pasión.
 De momentos bellos siempre estaba rodeada, pues junto a ti nada malo me importaba. Un ejemplo increíble, un hombre sin igual, era el que en tiempos de frió tibio calor me podía brindar.
 Las ocho maravillas en nada se comparaban, con tus deslumbrantes sonrisas a mi dedicadas.
 Tan llena y completa me hiciste sentir, que insoportable me seria vivir sin ti.
 Y es que vivía con la gran emoción de saber que eras mi media naranja, y que nuestro amor era inagotador.

3 jun. 2011

Como un príncipe azúl.

Solo te necesito a ti, pues me das vida.



Llegaste y como un príncipe azúl rescata a la chica que solo en sus mejores sueños se creyó princesa me salvaste. Me encontraba encarcelada en una burbujita de cristal de la cual ni siquiera tenia idea de su triste existencia. Supiste liberarme de mis peores temores y quitaste las cadenas a todas las inigualables pesadillas. Te diste una idea de mis defectos y me los hiciste ver virtudes con ojos llenos de dulzura. Dominaste al dragón y deshiciste el escudo que siempre llevaba marginándome de todo lo bueno posible. Me enseñaste a respirar sin necesidad de sentir ahogo por cualquier presión posible. Jamas tomaste mis propios modos y manias en mi contra ni trataste de contrarrestar tus puntos manteniendome al margen de lo que yo podría alegar. Incluso supiste cantarme en noches sentimentalmente oscuras o ponerme a bailar tan felizmente hasta explotar el termómetro de felicidad. Venciste todos los recuerdos capaces de regresarme a ese lugar tenebroso en mi mete y saliste victorioso en todas las partidas cuya única intención era recuperar lo que tu llamabas tesoro, mi corazón.
Y aquí lo tienes. No me pertenece, pues se que tu lo cuidaras mejor que ninguna hada mágica. Pues sabes exactamente los cuidados que necesita y de corazón me los puedes brindar. Y lo mejor de todo, es que aun que necesite tus servicios todos los días de mi vida, se que formamos un nosotros tan perfecto, que siempre podrás tomar de mi felicidad para convertirla en tuya misma multiplicada por mil.

31 mar. 2011

tormenta de sentimientos


Y hubo una gran explosión de sentimientos, todos se encontraban como pelotitas apretadas en una cajita sacudida por dos imanes de la magnitud de las torres gemelas. Unos querían subir la cielo y ya no bajar, querían esconderse en lo que esperaban como la dulce fortaleza rodeada de algodón que rogaban les cubriera la existencia. Otros se hundieron en las profundidades del océano pensando que su delicada y frágil vida estaría a salvo de las tormentas de afuera, en donde se les perdonaría la estancia y serian aceptados con dulce derroche de dicha al ser recibidos. Y había otros, otros sentimientos, los mas inteligentes, los sobresalientes, los que deseaban lo que se avecinaba que se amarraron con ardientes cadenas de oro a las raíces enceguecedoras de la tierra y jamas se dejaron ir. Y desde ese momento esos son nuestros sentimientos amados y temidos, los esenciales, los necesitados, pero nadie nos dice como de repente e inexplicablemente bajen del cielo o emerjan de las aguas. Los mas nítidos empezando con sutilidad que pueden llegar a ser monstruos gigantes e inexplorables, tan hermosos como lo irreal dirigidos con la simple sonrisa de alguna persona justamente especial.

6 mar. 2011

Con quien estoy


Despertar y sentir el calor de la dulce compañía junto a mi, todas las mañanas, y dormir con ella y así poder soñar que estoy en el mundo de las rosas, en donde cada una de ellas tiene su olor. Sentarme en sus piernas, que me agarre la cintura y que me estreche, para que sienta su aliento alimentando mi hambre de amor, para que cada poro de mi aspire sus ansias. Tener a quien mirar al frente y estar feliz de poder perderme en el túnel profundo que son sus ojos negros como el mismísimo carbón, sentir su mirada penetrar la mía y empezar el maravilloso ritual de decirnos todo lo que tal vez no nos atrevimos con la mirada. Sentir que el tiempo se congela y como con el amor se derrite a fuego lento. Mirar su boca e imaginar tener un manjar y empezar con el rocío rojo en las mejillas y jugar a ver quien gana con las sonrisas torcidas aguantando el estupor. Sentir como cada bellito de la piel se consquillea haciendo que pierda el anzuelo de la realidad y aun mejor, que no me importe ni como me llamo, sino con quien estoy.

25 feb. 2011

Tickets para un soñador

Toma me y lleva me lejos, muy lejos de todo. 


Quiero que me digas que haz conseguido dos tickets para la estación del Nunca Regresar, y que me salgas con que le haremos justicia al nombre y que ni siquiera para atrás volveremos a mirar. Quiero que pasemos por el túnel de la purificación donde diminutos rocíos de extracto avainillado nos limpien la tristeza y nos arrope con emoción. Si, con mucha emoción durante nuestro camino al paraiso estelar, en cuyo caso me encantaría llevar la cámara de fotografías para capturar cada fragmento brillante volando por el negro puro camino de la liberación. Estaría perfecto si nos bajaron en el país del Nuevo Comienzo, y así poder juntar lo mejor de nuestra luz que una vez fue la vida extractada y vuelta vaporosa dispuesta a ser elegida de nuevo y a nuestro favor. En ese mundo no habría llanto, o por lo menos no como se le es conocido, si no nada mas de pura felicidad al darnos cuenta que de ahora en adelante solo se podrá sonreír al mirar y sentir la energía solar irradiar, dándonos calor interior en todo el buen sentido y elegir de la mejor forma posible.

31 ene. 2011

Seis deseos de mil

Me gustaría pretender que tengo mil deseos escondidos en la cajita del perfume que me regalaste en San Valentín.


Entre esos, con el primero desearía que cada que escuchase algún sonido crudo, fueran al instante tus besos crujientitos que avientas como delicadas gotitas de agua por mi piel. También pediría que nuestros ojos fueran dos magnetos profundamente agarrados a su exacta y única magnitud. Me encantaría nadar en esos ojitos de nube que hacen que me sonroje como aquellas manzanitas bien maduras que venden en el mercadillo todos los jueves cuando me dedicas poemas junto con ramos de lavanda. Seria feliz si en cada espejo en el que me mirara apareciera tu hermosa sonrisa grande y picara junto a la mía. Un quinto deseo seria que pudiera convertir tu delicioso y único aroma propio en rocío de agua y colocarla en una botellita fina de cristal, así siempre podría rellenar todas las habitaciones con tu olor y no solo tenerlo en mi esponjosita almohada blanca. Y sobre todo, me fascinaría poder medir el amor tan grande y palpante que nos tenemos para así presumirle al universo entero que se ha encontrado otra cosa mas infinita e increíble que ello mismo.
Uf, que bueno que solo han sido seis deseos, por que me quedan muchos, muchísimos mas.